Campeonato mundial de "Luchador Callejero"

Alimentación consciente

    El Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) es una organización social en donde se nuclean miles de personas que quedan por fuera del mercado laboral formal. Tienen como objetivo crear puestos de trabajo dentro de la economía popular para subsistir y se organizan de forma colectiva mediante cooperativas y unidades productivas que se encuentran agrupadas en ramas según las distintas actividades que realizan. 


    Una de las ramas que lo componen es la Rural que reúne alrededor de 30.000 familias agricultoras que realizan todo el trabajo, desde la producción, el acopio y empaque hasta la distribución y comercialización. La mayoría de los productores y productoras de la agricultura familiar trabaja en condiciones precarias, no son dueños de la tierra que cultivan. Respecto a esta situación, Florencia, quien milita en el MTE Rural, nos decía: “Hay un sector que es mediero, que son los que trabajan por un porcentaje de producción que ellos mismos elaboran y el patrón se queda con toda la producción y les paga con el 30% de lo que salió la cosecha. Recién ven la plata física cuando ese porcentaje lo pueden ubicar en el mercado o en la cadena de comercialización a la que contribuyen para poder vender.” 


    En este marco, desde el MTE Rural se organizan diariamente para hacer visibles estas demandas y dar pelea para conseguir mejores condiciones laborales. Actualmente cuentan con cooperativas en todo el país y disponen de un puesto en el Mercado Central de Buenos Aires desde donde comercializan 1200 toneladas de hortalizas mensuales. Además, construyeron una herramienta de comercialización llamada Pueblo a Pueblo, que acerca mensualmente 40.000 kg de alimentos frescos y agroecológicos desde el productor al consumidor. 


    Florencia, que además trabaja en el cordón hortícola platense junto a 5.000 familias y es parte de Pueblo a Pueblo, nos comentaba: “Hay familias productoras que arriendan la tierra, que tienen la posibilidad de pagar todos los meses una o dos hectáreas,que la trabajan, deciden sobre su producción y después ellos buscan los canales de comercialización propios, que no son canales alternativos sino que son los dueños, concentradores de mercados, generalmente el Central y algunos que son más de la zona. Los dueños en los puestos de los mercados muchas veces son los mismos dueños de las logísticas y llegan a las quintas con una práctica que se llama “Culata de camión” dónde le pagan al productor muy poco cuando ellos lo venden en el mercado al doble o más”.


Quintas de los trabajadores del cordón hortícola platense - MTE Rural

   En contraposición a la industria agroalimentaria concentrada que malnutre a las y los argentinos, el MTE Rural propone un modelo de producción agroecológico que se compromete con una alimentación sana, segura y soberana. La manera de producción y comercialización que funciona actualmente en Argentina deja a la vista que vivimos en un modelo que explota y que produce a costa de unos pocos. Un modelo que es tóxico y nocivo para nosotros y para las generaciones futuras. Hoy, la industria alimentaria fomenta el gusto por lo homogéneo e introduce los mismos productos en gran parte de todos los alimentos que encontramos en los supermercados, es por eso que existe una profunda desvinculación entre la vida cotidiana urbana y nuestra alimentación.


    La agroecología propone un modelo de producción en sintonía con la naturaleza, y responde a las necesidades de alimentación de las y los ciudadanos. Busca no generar contaminación y no explotar los suelos, así como también permite producir distintos alimentos, lo que favorece a la biodiversidad y ayuda a mitigar el cambio climático. Gracias a que los movimientos sociales irrumpieron con luchas por modelos de producción alternativos al del agronegocio, se hace posible otra imagen del campo y se intenta dar respuestas concretas a la crisis alimentaria del país, lo que pone de manifiesto la importancia de avanzar hacia una soberanía alimentaria ya que está en nuestras manos la decisión de qué producir y cómo hacerlo.

Comentarios