Campeonato mundial de "Luchador Callejero"

El coleccionista de autos

Un jóven de la ciudad de Avellaneda, fanático de los autos de carrera y colección, lleva armado más de 200 modelos de vehículos a escala desde el 2018 y tiene en la mira venderlos para seguir con sus próximos proyectos.

Foto: Mariano Noceto

Existen muchos hobbies en el mundo como realizar deportes, juegos de mesa, entre otras actividades, pero el armado y coleccionismo de autos a escala se lleva el premio al fanatismo y la admiración de los impacientes.

¿Qué es el coleccionismo y armado a escala?

Esta actividad tiene una palabra específica, si hablamos precisamente de autos, y es "automodelismo", lo cual refiere al armado y colección de autos antiguos, modernos o modelos propios en tamaño maqueta.

Dichos tamaños llamados "escalas" pueden ir desde 1:12, lo que significa que 1cm de la miniatura corresponde a 12cm del tamaño real del modelo del auto, hasta 2:1 y los mismos, pueden poseer diferentes cualidades como motores eléctricos o estáticos. 

El coleccionista

Mariano Noceto de 30 años, oriundo de la ciudad de Avellaneda, fanático del Club Atlético Independiente y de la industria nacional, tuvo sus primeros pasos en la actividad a mediados del 2018 y actualmente posee más de 200 autos entre coleccionables y armados por el mismo.

Su gusto por los autos de carrera y de colección se hicieron presentes desde su juventud. Soñaba con tener su propia automotriz y refundar la Industria Kaiser Argentina por su pasión y admiración por el modelo Torino.

En sus comienzos con la actividad, Mariano, tomó el automodelismo como un negocio a largo plazo debido a que en el 2018 cada vehículo se vendía alrededor de los $40 y en la actualidad el precio parte desde los $3000 y $4000 dependiendo del modelo, escala y su funcionalidad. 

Con el paso del tiempo, descubrió que no solo era por una cuestión económica o hacer honores a sus recuerdos de la infancia, sino que también se convirtió en su nuevo hobbie y momento de desconexión de la rutina: "Me produce satisfacción y tranquilidad", argumentó.

El automodelismo no es para impacientes

El tiempo de armado de cada uno de ellos, según el joven, puede variar por el tamaño del vehículo y porque cada una de las piezas e instrumentos llegan en fascículos semanales: "Dependiendo del tamaño puede tardar 2 años en armar uno grande", comentó.

Actualmente debido a la falta de tiempo por su carrera universitaria y trabajo, dejó en stand by los autos, pero su pasión no cesa: "Tengo un barco en proceso que fue el primero que me había llevado al coleccionismo pero como era con herramientas de madera, necesito un espacio más cómodo para desenvolverme y llevarlo adelante", explicó.

En cuanto a los más de 200 vehículos armados, los cuales se encuentran en su domicilio, aún no sabe si realizar una exposición y dar a conocer todos sus modelos, crear vitrinas en su casa o venderlos para poder seguir con su pasión por la colección, pero con otro medio de transporte: los barcos.

Video del Torino 380 W (1967) recien terminado:

Comentarios