Campeonato mundial de "Luchador Callejero"

BARF: nutrición natural para nuestras mascotas

Luego del sonido de los granitos de alimento balanceado al caer en el plato de nuestras mascotas, viene el festejo, las colas moviéndose, los ronroneos de agradecimiento... Todo parece bien, "lo normal" pero, ¿alguna vez nos preguntamos qué es lo que realmente le estamos dando de comer a nuestros animales a cargo? 

El alimento ultraprocesado data de fines del siglo XIX y tuvo origen en Gran Bretaña, de la mano de James Spratt. Su costo era elevado por lo que sólo las mascotas de familias pudientes tenían acceso a él. Con el correr de los años, el negocio se expandió y empezaron a aparecer nuevas marcas en el mercado, con propuestas más accesibles económicamente. Hace muchísimos años que la alimentación de nuestras mascotas se basa en los ultraprocesados, por lo que no es extraño que no nos cuestionáramos esta "normalidad", sumado a la practicidad que supone abrir una bolsa y calmar a las fieras. Pero de a poco, son cada vez más las personas que se inquietan ante estas bolitas usualmente de color marrón, saborizadas, que no sólo "le dan a nuestros perros y gatos todos los nutrientes que necesitan" sino también, "les mejoran el pelo y alargan la vida", y optan por iniciar una alimentación natural para los pequeños carnívoros que nos acompañan día a día. 

Así es como llegan a la dieta BARF (acrónimo en inglés: biologically appropriate raw food), o ACBA (alimento crudo biológicamente apropiado), la más conocida dentro de la alimentación fisiológica, que es un tipo de propuesta de nutrición para perros y gatos a base de productos frescos y naturales. 


Plato BARF para perros
Instagram @rockoygreta.frenchies


Entre sus beneficios, podemos destacar una mejor hidratación en sus cuerpos, mayor salud bucal, un sistema inmunológico más fuerte y la posibilidad de sostener un peso adecuado para cada animal. Es muy importante que siempre que se encaren este tipo de cambios, sea con el acompañamiento de un/a profesional. Y es por eso que le consultamos a Andrés Retontali, Médico Veterinario egresado de la Universidad de La Plata. Sobre el BARF, explica que "busca reproducir la alimentación de una especie en relación a su historia ancestral, de forma casera y lo más similar posible. Los perros y gatos son carnívoros lo que significa que deben obtener sus nutrientes de tejidos frescos de origen animal. Lo que se pretende es promover su salud y prevenir enfermedades. Como son dos tipos de carnívoros diferentes, cada uno tiene su enfoque, sus prevenciones y sus formas". 


Neofobia alimentaria en gatos


La neofobia en gatos aplica para casi todos los aspectos de su vida y se reduce al miedo a todo lo nuevo, diferente, no cotidiano con lo que no hayan tenido contacto durante el periodo de socialización que se da entre la segunda y la séptima semana de vida. También aplica a la comida, y se refleja en un rechazo a ciertos ingredientes, sabores, texturas, olores. Andrés comenta que es uno de los principales motivos que desalientan a dueñxs de gatos a implementar el BARF, "porque básicamente el gato llora y llora hasta que terminas dándole el alimento balanceado. Pero es cuestión de perseverancia y de entender que es un proceso y que debe ser gradual, porque cada gato es único. Los gatitos que apenas se destetan arrancan con el ultraprocesado tendrán más dificultades para adaptarse porque estarán más acostumbrados a los aromatizantes y carbohidratos. Capaz si se adopta un callejero que tuvo la necesidad de cazar, porque al fin y al cabo es su instinto, seguramente acepte el BARF mucho más rápido."



Incorporación de huesos para perros


Son una gran fuente de energía para los canes, ya que aportan proteínas, grasas y calcio. Además, les permiten masticar, una actividad muy importante ellos, que los ayuda a canalizar energías y relajarse, además de fortalecer los músculos de la mandíbula. Andrés nos comenta que, "como complemento de la dieta BARF, el hueso debe estar crudo porque si lo cocinas, pierde la humedad natural y se puede astillar, algo muy peligroso y por lo que recibo muchas consultas de urgencia. Que tengan pedazos de carne también es importante, y la variedad aporta a una nutrición completa. Lo que sugiero es que traten de darles huesos de tamaño acorde, que no se lo traguen de un bocado. Y enseñarles si no saben, agarrando el hueso de un extremo para que el perro pueda masticar el otro."

Frutas, verduras, carne cruda, todo eso mezclado en un plato para nuestras mascotas... Impensado, ¿verdad? "Todo cambio de normalidad es impactante al principio, además de que supone un real compromiso por parte de los dueños, porque ya no se trata de servir de la bolsita, sino de prepararles la vianda a nuestros animales, como la preparamos para llevar al trabajo nosotros", reflexiona Retontali. 

Transitar el cambio de alimentación de nuestras mascotas hacia una natural, que trata de recuperar sus instintos y que responde a una búsqueda de equilibrio entre salud y calidad de vida también tendrá un impacto en nuestro vínculo con ellos, porque seremos partícipes activxs en la preparación de su alimento, y en el proceso de adaptación que el mismo conlleva. Así mismo, seguramente también invite a repensar nuestra propia forma de alimentarnos, de vincularlos con la comida, y de cuidar nuestro cuerpo. El cambio empieza en casa.


Comentarios