Campeonato mundial de "Luchador Callejero"

El criadero sin fin

Un profesor de la Universidad Nacional de Avellaneda y su hijo, desde el 2014, poseen un criadero de más de 5000 hormigas y pretenden generar un alimento específico para ellas.

Existen muchos hobbies en el mundo como realizar deportes, jugar juegos de mesa, entre otras actividades pero tener un criadero de diferentes tipos de hormigas se lleva el premio al fanatismo por la naturaleza y la admiración de los fóbicos a los insectos.

La actividad de criar hormigas

En el mundo de las hormigas, hay dos tipos de especialistas que se dedican a su cuidado. Uno de ellos es el biólogo orientado a la formicología, el cual estudia el mundo de las hormigas en cada caso particular, y por otro lado, los formicólogos natos que se dedican a criar y cuidar de ellos. 

Los coleccionistas

Damián Gonzales Flores, actual profesor de Producción Documental en la UNDAV y su hijo Simón, tuvieron sus primeros pasos en la actividad a mediados del 2014 y actualmente posee más de 5000 hormigas de varias especies y tamaños.

El gusto por criar y cuidar hormigas comenzó debido al fanatismo por los insectos del pequeño hijo de Damián, a sus 8 años, le había comunicado a su padre las ganas de poseer un criadero de escorpiones; pero por seguridad de la familia, le popusieron realizarlo con hormigas.

En sus comienzos con la actividad, pensaron que hacerlo era la mejor forma de crear una comunidad de animales debido al poco espacio que ocupan, su fácil contención, baja peligrosidad y por último y más importante no erradicaban ni torturaban ninguna especie, ya que se crían en un ambiente similar a su hábitat natural. 

Con el paso del tiempo, descubrieron que el mundo de las hormigas no era tan fácil como pensaban: "Uno cuando empieza con el tema de las hormigas realmente no se da cuenta que tan amplio es. Vas con una pala a un hormiguero y las tiras adentro de un hormiguero improvisado y no es tan asi", argumentó Damian.

La formicologia no es para fóbicos 

Las especies pueden variar desde las hormigas reinas, guerreras que defienden a su hormiguero o formicólogo, las acromyrmex que comen plantas y hasta rojas que poseen un ácido que pueden ser nocivas y matar celulas de la piel.

Las más conocidas, peligrosas y que actualmente se exportan del país son las hormigas argentina o Linepithema, de fuego o Solenopsis Invicta, la pequeña de fuego o Wasmannia Auropunctata, de fuego negra o Sritcheri y la hormiga cabezona de Sudamérica o Pheridole Obscurithorax.

En el momento en que descubrieron que detrás de una simple actvidad como recolectar hormigas callejeras era más amplio de lo que esperaban, comenzaron a estudiar sus tipos y formas de cuidarlas: "Empezamos a obsesionarnos mucho con el tema al punto que veíamos hormigas en todos lados", agregó.

¿Un hobbie o un negocio?

En Argentina y en diferentes partes del mundo, existe un mercado para la compra y venta de los diferentes tipos: "Una hormiga Reina con 4 o 5 nurses (crias) está en el mercado alrededor de los $1500 o $2000. Algunas especies muy importantes con nurses obreras y soldados pueden llegar a salir unos $8000 depende de la hormiga que sea", comentó Damián.

Tambien hay épocas de caza, las cuales se realizan de noviembre a marzo y es en donde se las hormigas hace su famoso vuelo nupcial de las reinas, lo cuál genera que los fanáticos salgan a su búsqueda y puedan conseguirlas con sus crías para seguir con su reproducción y venderlas a altos precios.

El cuidado de la ecología es más importante

Aunque en su momento realizaron pequeñas ventas a precios muy económicos para generar flujo de clientes, su intención no es tener un negocio sino dedicarse, con ese dinero, a su cuidado para seguir expandiendose y aprender sobre su mundo: "Nosotros no teníamos esa intención pero sí para tener los medios para conseguir los hormigueros. La idea era que se autosustentara el proyecto", informó.

Actualmente y debido al tiempo que conlleva el cuidado de los hormigueros, están concentrados en el cuidado de los mismos y a crear, junto con un veterinario especialista, un alimento específico para los diferentes tipos de hormigas ya que en el mundo no existe.

Escucha la entrevista completa a Damián Gonzales Flores:


Comentarios